lunes, 23 de mayo de 2011

"Las alas de una mariposa"

Adrián, un humilde campesino, llevaba días un tanto tristes.
Su arado, su leña y su hoz se oxidaban en sus manos.

Cansado de tanta desgracia, decidió partir y dejar alli aquella cuerda que ahogaba su aliento.
En su mochila decidió lo que llevar, su própia soledad
..
Pensó: " si fuese lo demasiado tonto, me quedaría aqui contemplando esta belleza..pero mi mochila es pequeña."

Anduvo tres dias y tres noches sin rumbo, sin metas...sin nada más que lo que colgara su espálda.

El cansancio hizo mella y decidió hospedárse en una áldea, una habitación con una sola ventana cerrada y sucia
.
La noche pasaba apacigüadamente, pero un aleteo lo hizo despertar.

Miró a través de los cristales, y allí, voleteaba una mariposa.

Abrió el ventanál y puso su mano para que aquella se posase
.
La mariposa se cobijó en sus rudas manos..cerró sus alas y bajó la cabeza.

Entre sus dedos humedad y calor...la cobijó con la otra mano; su mochila era demasiado pequeña.

La mariposa alzó sus alas de colores y le murmuró -" estuve andando todo el tiempo contigo, pero sólo hoy decidiste verme".

Adrián dejó su mochila cerca de ella y le dijo:- " entra! juntos haremos el camino."

La luna se apagó y la mariposa desapareció en su ventana
.
Años después el campesino regresó a sus tierras, con lágrimas en los ojos vió que todo seguía igual.

Le puso aceite a su viejo arado, regó con lágrimas los surcos y se dispuso a empezar.

Una mañana escuchó de nuevo el aleteo de una alas y se paro con melancolía.
- ¿Eres tú otra vez?"- exclamó al viento.

La mariposa susurró:

-" Si, hoy ya puedo estar a tu lado, porque mis esporas hoy pueden llevarme hacia ti. Cuando limpias las escamas de una mariposa, borras todo tu pasado. Cuando de verdad las quieres a tu lado no hace falta llevartelas...sólo un simple gesto,
a bastado para enseñarte que puedes ver la luz a través de tu hueco, aquél que en la mochila no supiste hubicar”.

Moraleja: Si crees que siempre puedes con todo, no te dejará sitio para llevar nada más..

MARIA

No hay comentarios: