viernes, 8 de julio de 2011

“Carta a un abrazo”



Reviso los años y en pocos te sinceraste 

Cómo ave de paso voy lamiendo tu conciencia

Acabando con el mérito de tu fracaso…

Me poso en lo que realmente no miraste.


Formaste un nido de ruda soledad.

Haciendo camino hacia tu indiferencia

Tropecé con las paredes de un reloj

Las manillas disimulaban tu vuelo

Los minutos demostraban tu ausencia.


Dejando atrás el lascivo momento de revisar

Te busqué anciano en tu retorno

Y el reloj volvió a pararse, lleno de frialdad

Hoy te digo, abrazo, que no eres único

Muchos llegaron a suplirte…

Pero es que, abrazo..yo creo en la amistad.

María.


No hay comentarios: