jueves, 14 de julio de 2011

"El sapo y el príncipe"



Contaba una leyenda que el mayor del reino estaba siempre triste.

Un día, se adentró en el bosque y perdió el rumbo..

Divagando se postró ante una piedra, el pozo que no comprendía

ante él, una lápida que así decía:

-" Perdona todos mis errores, yo tampoco perdoné el tuyo".

El príncipe se arrodilló llorando mientras escribía.

" Perdóname tú, tampoco sabía que existías"

En en lago un sapo se apresuró a corregir sus lágrimas

- " Es la tumba de tu olvido, ni yo puedo aliviarte el alma"

Moraleja: Si crees en lo que nunca podrás a ser,



 no serás nunca parte de todo lo que aún te queda por aprender.

María

No hay comentarios: