sábado, 9 de julio de 2011

" A ti, que te crees Ángel"





Durante años las personas se auto engañan inevitablemente al menos dos veces en su vida. Las dos por la misma causa: Engañar a alguien. La mentira, aunque se le denomine " piadosa" en muchas circunstancias solo son una manera más de esconder la mano que lanza una piedra. Engañar a alguien va con doble inmoralidad, ya que al hacerlo ajenamente vuelcas sobre ti el peso que supone mantener viva esa mentira, quizá durante años. Cuando esto ocurre, podemos decir que nos estamos engañando nosotros mismos, y lo peor, que alimentamos nuestras palabras y hechos con el estiércol que en ese momento mana de tu corazón.
 A ti, que te crees ángel, déjame decirte que todos tenemos de que avergonzarnos alguna vez y nadie es impoluto en sus palabras por mucho que quieras negarlo. 
A ti, que te crees ángel, déjame recordarte..ya que lo olvidas con demasiada frecuencia, que mientes más que hablas porque hasta con el pensamiento eres un poquito malvada.
Llamamos hipócritas muy a menudo a aquellos que nos enseñan la verdad, pero preferimos seguir ciegos y echarle la culpa a los demás.
A ti, que te crees ángel y no tienes ni una pluma que te haga real. 


María.





1 comentario:

Fundacion Garzaniti Klinger dijo...

muy bonito ,, como el dr house ¡¡ de cada tres palabras 2,5 son mentiras ¡¡saludos ¡¡¡