viernes, 12 de agosto de 2011

“La homosexualidad no es una patología”




Estudios realizados a través de la Universidad Autónoma de México, concluyen y dispersan varias teorías sobre la homosexualidad y la transexualidad cómo patología.
En las últimas décadas se prolifera el rumor, la necia conducta de tildar a los homosexuales cómo parte homo fóbica , personas que no entran dentro de los cánones adquiridos por una sociedad repudiante de todo lo que se aleja de su “normalidad”, yo me atrevo a decir..De “subnormalidad” y con ello no llamo ni insulto a todos los que lejos de su convicción espiritual, todavía creen que Adán y Eva son y fueron el prototipo del amor. Retomemos el hilo, los estudios congénitos todavía lanzan una luz, pero os voy a demostrar que no es del todo real.
Existe una diferencia o muchas si llegamos analizar cada situación:
Hacia la semana 14 de gestación, todos tenemos cromosomas femeninos a través de la madre y del hipotálamo, que es la base del cerebro que regulan las endocrinas.
Hacia la semana 15 de gestación entra la testosrena y bloquea inmediatamente el cromosoma femenino.Pasando a ser XY. Esto hace una neurosis , un conjunto de “ Cables” prematuros que obligan un cuerpo masculino a ser hombre por sólo hecho de tener un órgano reproductivo , unos genitales que no corresponden en nada a un hipotálamo que en su momento, no bloqueó a tiempo parte de los cromosomas femeninos…y vuelvo a reiterar, todos pensareis que un mal funcionamiento del sistema endocrino hace de ello una enfermedad. Para nada. Una enfermedad es aquello que mengua la salud, ya sea mental, psicológica o patológica..Para ellos es la única forma de vivir felices, las barreras se las ponemos nosotros.
Hablemos de estadísticas en cuanto a la mortalidad por suicidios, mejor que no sigáis leyendo, cuatro de cada diez homosexuales se suicidan antes de los 14 años por no comprender qué le pasaba. Lo normal es tener alguien con quien procrear una vida, pero..tener un hijo para ellos, no culmina su felicidad.
España, por desgracia, está a la cabeza en bioestadísticas de repudiar al que no sea “ machote o hembra”..mientras vamos escondiendo nuestra homofobia en respeto espiritual ,nos vamos olvidando, que hasta Dios conoció a una prostituta.

María.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En España habría que decir: "La heterosexualidad no es una patología".