martes, 11 de octubre de 2011

“Las miradas que ocultan un sueño”



Duermo cada día el retraso, la esperanza

Voy a puntillas, esquivando tus lágrimas latentes

Reconociendo que las gotas de lluvia

Desaparecerán en nuestro presente

Vivo los sueños jamás soñados

Acaricio la leve necesidad

Te busco al amanecer y levanto mi alma

Trocitos de mí, rescatando tu soledad

Cierras tus ojos, el cristal de la ambigüedad

Mi faro, mi aliento, mis ganas de soñar

Renace en cada suspiro, cada pedazo de mi

Es la pieza de tu puzzle que no acabaste de montar

Las miradas que ocultan un sueño, no son ciegas

Es saber que al abrirlos, lo harás realidad.


María

No hay comentarios: