lunes, 21 de noviembre de 2011

"No dejes nunca de amarme, incluso cuando mis ojos me delaten y mis palabras te lo pidan" María


1 comentario:

Anónimo dijo...

Leyendo tus poemas uno piensa que Dios- por lo menos- hizo el bachillerato cuando se deslomó construyendo el universo