domingo, 31 de julio de 2011

“Una rosa sin espinas” Sinopsis de una realidad.



Cuando vemos una rosa sin espinas, perdemos parte de lo que siempre lo vimos cómo normal. Ahora bien, es una manera de demostrar de forma simbólica, que ese regalo es manipuladamente, una manera de mostrar cierta protección.
Un niño sin lágrimas no es niño, aunque a todos nos duela, es parte de su vida.
Una playa sin olas, sería una bahía repetidamente encerrada en rocas.
Podemos hablar de la amistad, ¿Quien te regala sonrisas y no ve tus penas?, un verdadero amigo no quita las espinas, tiene su mano para curarlas.
La simbiosis entre miles de circunstancias nos hace fuertes, no maduros.
Recalco el amor de los padres, las espinas que nos quitaron a lo largo de los años, hoy son alambres que no sabemos recomponer.
El amor hacia los hijos, yo misma quité mil espinas y enseñé lo bonito que es una rosa, pero las flores florecen cada día y no voy a vivir lo suficiente para arrancárselas y no parecer hipócrita.
Psicológicamente vemos la flor, el color y el miedo que nos da cortarla, una vez en nuestras manos, haciendo alarde de nuestra "valentía" cortamos las espinas.
Quien te regala una rosa sin espinas te ama por encima de todo, pero no te enseña que la mayoría de ellas o todas, no te van a ser regaladas por igual.

María.

sábado, 30 de julio de 2011

“Vuelve a comenzar”



Las pruebas de la vida, se visten solas

Si algo necesitas, no esperes que te sea brindado

Todos tenemos la copa que nunca se llenó

Pero nunca vimos lo que se ha derramado.

Y no sé por qué, hoy me acordé de ti.

He roto el silencio que nunca mencioné

Las palabras que nunca llegaron al corazón

…yo también te olvidé.

Si algo aprendes cuando olvidas

No es lamentarse que algo se perdió

Es volver a comenzar, volver a soñar

Que alguien, al fin, lo aprendió.

No importa si fui alumna o maestra

Las cicatrices no enseñan ni perdonan al perdonado

La copa tampoco estuvo nunca llena…

Solamente estaba vacía…a tu lado.

María

miércoles, 27 de julio de 2011

“La espiral del amor”



Sentada a los pies del bucle de tu amor

Voy repasando cada círculo descendente

El viento eleva las hojas de otoño

Y el principio de la espiral se hace presente.

¿En qué momento me amaste más?

Cuando estaba precipitándome a la locura

Cuando estabas empujándome al vacío

O ahora que lloras ante tu propia sepultura.

Miro círculo a círculo el calibre de tu amor

Querías doblar los raíles que llevan a tu destino

Inventaste un tren imaginario, maldito y solitario

Y escogiste un solo camino.

A contracorriente  querías, anhelabas un pacto

Grabe dos iniciales en un sauce

Firme con la pluma inyectada de mentiras..Me engañé

Olvidé que el río siempre vuelve a su cauce

Las hojas del otoño caen del árbol

El viento las eleva en espiral al cielo

Voy mirando los raíles que una vez me acercaron a ti

Y en un sauce escribo a pluma, cuanto te quiero.

María. 

martes, 26 de julio de 2011

‎"El pensamiento es la única cárcel dónde ser libre, esclavo y verdugo de tus sentimientos" María

" Quien abandona la mano arrugada de un padre, está arrugando los pliegues de su propia ignorancia". María



“El niño que no sabía soñar” (Conversaciones con la Luna).



Todos tenemos premisas y olvidos. Esta historia es real.

Pudiera ser nuestro hijo, pero fue huérfano de la sociedad.

Apenas tenía cuatro años, empezó a olvidar.

Pocos eran sus recuerdos. Un día, una fecha…

Y cuatro cumpleaños sin celebrar.

Apenas empezaba a dibujar, trazó el mejor boceto.

Una casita, dos árboles y tres abrazos…cuatro añitos

Cinco razones para soñar.

Le borré la casa, los árboles ya marchitos.

Apenas con su edad, le dejé los abrazos.

Enfadado volvió a dibujarlos.

Y me dijo, con cuatro añitos:

“Para qué quiero abrazos, si no los tengo dónde cobijar”

Con cuatro añitos, y la lección que me supo dar.

María. ( a Saumel).

lunes, 25 de julio de 2011

“La sinceridad del tiempo”



Muchas veces, apostando, perdemos.

Otras perdemos sin apostar, seguimos perdiendo...

Ganamos mil batallas de elocuente tristeza

Soñamos que nada está ocurriendo.

Un día te miras frente a tu verdad

Lloras, cuando nadie puede ver tu pañuelo

Ignorando que el espejo no suele ser real

Hay lágrimas que empañan hasta el cielo.

En un momento de tu vida, olvidaste el tiempo

Limpia esa luna, adórnala con estrellas

Si un día pudiste ganar una ilusión

Que ningún reflejo te mate ante ella.

La sinceridad del tiempo, amigo, no se equivoca

Levanta tus alas y rompe cristales

Quizá no puedas recomponerlos nunca más

Pero son los únicos verdaderamente reales.

María.

" La luciérnaga" ( Conversaciones con la Luna)

Un día un niño le preguntó a su papá:¿ las luciérnagas existen?
El padre arropándolo asintió que si.
" Ya papá, pero ¿ dónde brillan?"- preguntó el menudo.
El papá dándole un beso, le levantó su pijama.
" Están dentro de ti hijo, mira cómo brilla tu alma".
Apagando la luz de la habitación, el papá lloró.
" Papá, no llores"- Levantándose secó sus lágrimas.
" Yo sé que no las tengo en mi corazón, pero tu, me enseñarás a dibujarlas".

María 

viernes, 22 de julio de 2011

“Nana a la conciencia”



¿Cuantas veces no quisiste dormir tu alma?

Hoy no le diste limosna a tu vergüenza escondida

Le negaste el saludo a tu hipocresía

Abrazaste el único aliento, la miseria repetida.

Las caricias de una gota de lluvia

Las que vienen de cielo y no de tus ojos perdidos

Cada surco que merece ser recordado

Lo maquillas con tus olvidos.

Abandonaste la mascara de la realidad

Sin pensar que siempre la llevarás contigo

Piensa que eres más libre que el sol

Mientras le cantas, a lo jamás reconocido.

María.

jueves, 21 de julio de 2011

“La diferencia”



Hoy vino a la consulta una niña de otro país. El diagnostico era  reservado.
Al tenerla delante, le pregunté: ¿Quieres que sea tu amiga?
Ella contestó que no.
Le pregunté el por qué de su respuesta, quizá no me conocía
“Porque estoy sola”-con lágrimas respondió.
No estás sola, ahora estás conmigo. Le respondí.
“¿Vendrás a verme María?, yo no tengo nada que ofrecerte”.
Me estás dando tus lágrimas, no me llores.
Le conté que la vida no es de quién la pide
Sino de quién la merece.
La niña me enseñó fotos de su país.
“Mira María, aquí nací yo”
¡Qué bonitas!... ¿Te gustaría regresar?, le respondí.
“Ahora no, ya encontré a una amiga, ya no quiero regresar”.
Yo encontré el diagnostico reservado.
Dificultad en mostrar sus sueños.

María (a Sara).

miércoles, 20 de julio de 2011

‎"La vida y el tiempo pondrá a cada uno en su lugar...
En el merecido rincón dónde lamer sus culpas y esconderse de su vergüenza"




 ( María)

‎"Voy a dejar los surcos arados por si alguna vez decides volver a sembrar tu confianza".


 María.


martes, 19 de julio de 2011

“El abrazo de una lagrima”



Yo tenía zapatos y un par de ilusiones.

Dos destinos, el primero mordió mi mano

El segundo lo dejé a tu merced

Luchando en vano.

Yo tenía dos ojos y una sonrisa infinita

Los dejaste ciegos sin remisión

Me obligué a reír mis lágrimas

El único camino de mi perdición.

Tú tenías dos manos descalzas

A veces acariciaban mi cuerpo, una recomposición

Otras me enseñaban las espinas de tus flores

Muertas en cada uno de tu perdón.

Me compré cuatro huellas, el lastre de una palabra

Y unas muletas libres de dolor

Si alguna vez encuentras mis zapatos, calzatelos

Mi sonrisa, será tu amor.

María.   (En honor a las victimas del  maltrato).

lunes, 18 de julio de 2011

“Papa, no te vayas"



Te veo envejeciendo papá, tus arrugas me hacen daño

Prometí un día no llorar ante ello, ser fuerte...y no puedo

Hoy que puedo ver tu luz escondida, después de llorar

No voy a callarlo, ni debo.

Me cogiste de la mano, yo te admiraba

No pudiste darme riquezas, me alimenté de esos sueños

Pero mi grata sinceridad ante todo

Papá,  fue ver tu empeño.

Yo nunca tuve la forma, ni las palabras que ahora siento

Ahora que cada segundo me aparta de ti

Quisiera morir en tu comienzo

Porque es más fácil recordarte

Que llorar este lamento.

María. (A mi padre).

domingo, 17 de julio de 2011

“Bitácoras de un sueño”



Hoy la brújula me marco cien nudos al destino

Las olas de mi deseo, no rectificaron su rumbo

Cómplice el viento, desafió el timón

Los años y la soledad marcaron mi mundo.

Escribo a bordo mi diario nunca leído

Diluyo parte de lo que nunca aprendí

Reboso aguas, que nunca surqué

Pero no extraño lo que nunca recibí.

El mar y mí teoría del fracaso, brújula ciega

Ni el naufragio ya puede hacerme daño

Puesto que todos los puertos ya vividos

Me hicieron de faro en mi desengaño.

María.

viernes, 15 de julio de 2011

Síntomas de un niño maltrado. “Cállate”



A lo largo del tiempo Sigmun Freud respaldo la teoría del psicoanálisis individualista y aportó interesantes teorías sobre la conducta humana. Los psicólogos y psiquiatras fueron “entrenados” para ver la negatividad, descentrándose por completo en lo positivo.
La teoría se va consumiendo con los años.
Podemos visualizar a un niño triste sólo porque esté llorando, no quiera comer o simplemente agudizar que en la puerta del colegio no quiera darnos un abrazo.
Es tiempo de aprender que un niño no forma parte de tu propiedad, es parte de la vida que iniciaste al engendrarlo. Los niños, casualmente y para tu desdicha, no son el espejo de tu dinastía. Tienen el valor inocente de hacerse valer fomentando la rabia y el cariño del que lo estamos alimentando.
Podemos ver que cada noche moja las sabanas, se levanta el primero para hacer su cama y ahorrarse con ello verse humillado. Detrás de esta conducta esconde el miedo a ser rechazado.
Los abusos sexuales son mas difíciles de detectar, quizá sea cruda y posponer, incluso el comentario. Pero no lo voy hacer, es más, voy a explicarlo.
Los abusos sexuales tienden siempre a una teoría: Quién te quiere no te hace daño.
La relatividad entre cariño y sumisión el maestro Freud escribió algo, pero los siglos aportaron que es más fácil ignorar nuestro lamento que a un ser hacer daño.
Un niño que miente compulsivamente, no es un mentiroso, es la parte de ti a la cuál le faltaste con tus promesas.
No todos los maltratos son denunciables, pero es más triste sentirte denunciado.
María.

“El principio y el fin”



En la trayectoria de la vida,
 


una cosa siempre ocultamos.

El merecido perdón y la frase “te he perdonado”.

La vida te pone escaleras, a veces sin peldaños

No importa, es el principio de tu pasado.

Alguna vez, volvió tu niñez en brazos de un recuerdo.

La escalera ya tenía un peldaño

No importa las veces que te caíste

Aprendes de las veces que te hiciste daño.

El amor de tu vida, un día te muestra otro eslabón

Hazlo fuerte y sigue soñando

Si realmente te ayudó a subir

Su adiós, te sigue enseñando.

El principio de la vida es seguir amando.

La escalera ya tiene tres peldaños

El primero, ser franco con tu conciencia

El segundo seguir recordando

El tercero, simplemente es aprender

Lo que estabas olvidando.

María.

jueves, 14 de julio de 2011

"El sapo y el príncipe"



Contaba una leyenda que el mayor del reino estaba siempre triste.

Un día, se adentró en el bosque y perdió el rumbo..

Divagando se postró ante una piedra, el pozo que no comprendía

ante él, una lápida que así decía:

-" Perdona todos mis errores, yo tampoco perdoné el tuyo".

El príncipe se arrodilló llorando mientras escribía.

" Perdóname tú, tampoco sabía que existías"

En en lago un sapo se apresuró a corregir sus lágrimas

- " Es la tumba de tu olvido, ni yo puedo aliviarte el alma"

Moraleja: Si crees en lo que nunca podrás a ser,



 no serás nunca parte de todo lo que aún te queda por aprender.

María

martes, 12 de julio de 2011

Terapia y comportamiento del aprendizaje de un niño

Los niños son el resultado de una pareja, su educación también es parte de la sociedad.
Hace años que la sociedad delegó por completo la educación y los buenos hábitos a los progenitores, si bien es cierto son ellos quienes tienen que fomentar y apremiar la conducta de su hijo ante la sociedad, pero es relativamente incorrecto que esta no forme parte de su comportamiento.
Vamos a llamar, por hacerlo de alguna manera, los gritos del túnel.
Un niño puede aprender a decir una palabra, en este caso, si la dijera dentro de un túnel se repetiría la secuencia tal y como el la pronunciara. Hasta ahí todo correcto. El niño debe aprender que si grita, nadie se va a dirigir a el en otro tono, si tarda en decirla nadie va a contestar por el. Es una forma mediática de hacerle comprender lo importante que es el dialogo para su enseñanza " social".
Un niño que necesita ser escuchado, normalmente no pronuncia palabras, tiene medios para hacerse notar. Os pongo un ejemplo y vamos a seguir con el túnel: el niño en vez de hablar, tira piedras o solamente camina para oír sus pasos. En este momento está pidiendo ser escuchado, ahí es dónde podemos decir que es muy importante la intervención de los padres, puesto que esto denota que el interés por lo que los demás piensen de el..su implicación con la sociedad es poca o lamentablemente nula en algunos casos.
Otros casos más complejos, el niño es autoritario en el ambiente socio-familiar, lo que el diga " va a misa" y crea una prepotencia que los años lo harán desconfiar.
Yo, y sólo es una opinión, creo que la sociedad y el ámbito de aprendizaje  deben ayudar y colaborar en el propio desarrollo del niño.
No es genético que un niño se vuelva maltrador, embustero o austero por la grave consecuencia de no prestarle atención en su debido tiempo, lo grave de todo es que cada congenitor respalde ese comportamiento proyectando en la sociedad el fracaso de su responsabilidad.

maría.

‎" La mano que mece un llanto"



Acaricié mi incipiente vientre, llena de dudas

las noches eran diálogos mudos de estrellas

con todo lo grande que me creía sin ti

y lo poco que era sin ellas.

Avanzada nuestra conversación

nadie pudo rebatir mejor que tu presencia

a ti, que con ganas de vivir

callaste toda mi ausencia.

Mi vientre crecía, mis lágrimas también

no tomé el camino mas corto jamás soñado

escogí el tuyo y el mío, mi pequeño rincón

donde caminar a tu lado.

Han pasado los años aprendiendo

Nueve lunas, mil caricias y una sola compensación

si hoy volviera a tenerte en mi vientre, hijo mío

Jamás olvidaría tu lección.

María.

lunes, 11 de julio de 2011

" La tristeza de un piano"



Me postro firme en el marco de mi paciencia
puedo sugerirte tres colores
Azul, verde y tu amarga existencia.
Hiciste bien en cerrar los surcos que demostraron tu amor
yo voy limpiando mi ventana,

 los cristales de un perdón.
La cola de un piano que desgarra notas insolentes
apresurando mi dolor.
Me postro firme en el marco de tu ingratitud
puedo sugerirte tres razones..

y ninguna tendría valor.
Hiciste bien en rectificar tu nombre,
tu mayor equivocación
yo sigo limpiando los cristales del recuerdo
tupidos de falso resplandor.
 Convenciéndome a mi misma
que nadie merece lo suficiente
que tener el alma limpia de rencor.  
Yo sigo tocando mi piano 
presa de un lamento sin razón
Mientras, puedes limpiar tu cristal
podrás ver lo fácil que resulta,
ver la miseria que guardas en tu corazón.
María.

sábado, 9 de julio de 2011

" A ti, que te crees Ángel"





Durante años las personas se auto engañan inevitablemente al menos dos veces en su vida. Las dos por la misma causa: Engañar a alguien. La mentira, aunque se le denomine " piadosa" en muchas circunstancias solo son una manera más de esconder la mano que lanza una piedra. Engañar a alguien va con doble inmoralidad, ya que al hacerlo ajenamente vuelcas sobre ti el peso que supone mantener viva esa mentira, quizá durante años. Cuando esto ocurre, podemos decir que nos estamos engañando nosotros mismos, y lo peor, que alimentamos nuestras palabras y hechos con el estiércol que en ese momento mana de tu corazón.
 A ti, que te crees ángel, déjame decirte que todos tenemos de que avergonzarnos alguna vez y nadie es impoluto en sus palabras por mucho que quieras negarlo. 
A ti, que te crees ángel, déjame recordarte..ya que lo olvidas con demasiada frecuencia, que mientes más que hablas porque hasta con el pensamiento eres un poquito malvada.
Llamamos hipócritas muy a menudo a aquellos que nos enseñan la verdad, pero preferimos seguir ciegos y echarle la culpa a los demás.
A ti, que te crees ángel y no tienes ni una pluma que te haga real. 


María.





"El viento de tu silencio"



¿ Que es amar?, quizá sea comprender.

Leer en el alma tu analfabetismo y no corregir tus faltas .

Encontrarme cada día el mensaje de una botella

atada a tu soledad.

Amar es no poder escribir tus sueños

no leer tu olvido, ataviado de premisas mariposas

que sólo voltean tu irracionalidad

Amar es darlo todo, después de haber perdido una parte

encontrar la fórmula perfecta de tu imperfección

Y darle una lágrima mas.

Apostamos por los sueños que jamás soñamos

y a veces.. sólo a veces

podemos creer que un día, se convirtieron en realidad.


María.


viernes, 8 de julio de 2011

“Carta a un abrazo”



Reviso los años y en pocos te sinceraste 

Cómo ave de paso voy lamiendo tu conciencia

Acabando con el mérito de tu fracaso…

Me poso en lo que realmente no miraste.


Formaste un nido de ruda soledad.

Haciendo camino hacia tu indiferencia

Tropecé con las paredes de un reloj

Las manillas disimulaban tu vuelo

Los minutos demostraban tu ausencia.


Dejando atrás el lascivo momento de revisar

Te busqué anciano en tu retorno

Y el reloj volvió a pararse, lleno de frialdad

Hoy te digo, abrazo, que no eres único

Muchos llegaron a suplirte…

Pero es que, abrazo..yo creo en la amistad.

María.


jueves, 7 de julio de 2011

¿Sabéis que es el olvido?

¿Sabéis que es el olvido?..

Un paso atrás para otra nueva ilusión.

Porque no debemos nunca olvidar

 lo que en su día nos dio el ápice y la esperanza

de creer que los recuerdos no mueren

Simplemente...

Cambiaron de lugar en nuestro corazón.

María


miércoles, 6 de julio de 2011

‎" Obligaciones para ser feliz". Párrafo de" Conversaciones con la luna" de María.





Primero, no prometas nada

Las promesas son parte de un futuro

Y en el alma, puede ser cambiada.

No cobijes al  odio

El odio te enseña el rencor

Y el rencor...tienen las alas gastadas.

Perdona lo imperdonable

El perdón mejor aprendido, es aquél que no recibiste


Si perdonas...Podrás ser perdonado.

incluso si el mismo no ha sido merecido



No escondas tus lágrimas

Mostrarás  tus defectos

pero será la mayor virtud que hayas enseñado.

No olvides recordar

Y con ello ser dueño de tu pasado

Nadie es más feliz  por mucho haber olvidado.

No prometas no sentir odio o  perdonar al pasado

Llora cuanto quieras

Pero nunca olvides...quién te lo ha enseñado.

María.