domingo, 19 de febrero de 2012

"Una historia bonita"


Una historia que quiero compartir con vosotros, una historia que me contó un buen amigo y quise que no se quedara en el tintero.

Un señor, indignado, se dirige a una comisaría a denunciar unos hechos.
Al entrar y esperar su turno, le dice al guardia:” Vengo a denunciar que mi coche ha sido rayado, han roto los cristales y estoy muy indignado”.
Presto a la declaración arremetió contra el mundo, la vida, y declaró:
“ Vaya gentuza, qué mierda de vida..Mi coche destrozado”.
El agente desvió la mirada hacia la puerta, otro hombre entró.
Con ojos hundidos, roto en lágrimas, pálido y desencajado gritó:
“Por favor! Ayúdenme! Mi hijo se acaba de suicidar!”
El agente que tomaba declaración le pidió paciencia, lo del coche podía esperar.
Triste y apenado le respondió:” Vaya agente…lo mío puede esperar”.
Se sentó en un banco mientras pensaba: “¿Y yo maldecía a la vida?, unos cristales rotos se pueden arreglar, puedo pintar de nuevo el coche, quizá lo hizo alguien y hoy se estará arrepintiendo…todo se puede arreglar.
Apagó el cigarro, se dirigió al agente de puertas y le dijo: “Borren la denuncia, hoy aprendí que hay cosas mas importantes que el daño material”. María.

No hay comentarios: