domingo, 18 de marzo de 2012

"El desarrollo de las personas"



El desarrollo de las personas pertenece a muchas actitudes, a muchos prejuicios que alimentamos con el vacío sentimental y emocional.
Llegamos a ser la cumbre si creemos en ella.
Llegamos al lodo y al barro cuando hay en nuestra consciencia un remiso reniego de lo que nunca te fue enseñado o verosímilmente de lo que te gustaría haber olvidado.
Llegamos a creer en religiones, por miedo a morir solos y realmente quien cree en un Dios, no lamenta dejar la tierra.
Llegamos a envidiar a nuestro hermano, la miseria y el ego van de la mano.
Llegamos a maltratar, a poner en duda y lastimar hasta lo único que realmente es nuestro y nadie nos quitará: Nuestros hijos.
Llegamos a dejar de lado los que nos brindaron toda una vida sintiéndonos "más desarrollados".
Llegamos a traicionar los derechos por los cuales nos hacemos llamar humanos.
El desarrollo de las personas no es lo que, gratuitamente y vanamente, llamamos ser libres ante el sufrimiento y la renuncia del ser ajeno;
Es lo que cada día construyes con tus manos.

María

No hay comentarios: