lunes, 5 de marzo de 2012

Esta noche, es para un ángel


Me vi rota, con alas de soledad, tú estabas callado
Intenté gritar en medio de una muchedumbre que callaba mi aliento,
Hice de las lagrimas una presa, retuve lo que no merecí.
Me arrodillé ante un abrazo y te encontré levantándome
Llego a superar un momento, nunca un destino.
Me vi pequeña , simple y cómo quién pierde un juguete
volví a ser la niña que no era, pero a tu lado.
Soñaba en noches, que la luna se acostara conmigo
Que el sol se durmiera, sólo porque tú, estuvieses calmado. María.

No hay comentarios: