miércoles, 11 de abril de 2012

"Asómate alguna vez a mi locura"



Todo el mundo retrocede, aunque avance en su filosofía.

Pretendemos llenar un vaso, cuando no tenemos agua para una lágrima.

Todo el ser retrocede cuando no se apiada de su alma.

Pretendemos condecorar con estrellas, lo que no brilla en una sonrisa.

Todo ser se permite ser lo que en realidad le falta.

Pretendemos soñar con pianos, con violines de partitura muerta.

Todo ser puede ser, lo que nunca debería pretender... es ser sabio ante una promesa.


María

1 comentario:

Cokó Durán dijo...

Estoy bendito por asomarme esta vez a tu locura...
Bendita locura!