lunes, 28 de mayo de 2012

"Reflexión sobre la vida y la muerte"


Piensa, recapacita sobre el motivo por el cual las personas venimos al mundo y por qué lo abandonamos. Todos, a lo largo de nuestra vida, nos preguntamos cuándo, de qué manera y cómo será nuestra muerte. Afligidos en mayor o menor grado pasamos pendientes de ese desenlace, subconscientemente, la décima parte de ella. El verdadero motivo por el cual morimos es porque nacemos y venimos con fecha de caducidad. No habría que tener miedo a la muerte, vivir con esa guadaña al cuello nos impide ver otras cosas, otros colores de infinitos matices. Las personas que sufren de alguna enfermedad terminal, descansan cuando mueren, aunque se vayan con la pena del dolor que dejarán en su partida. La vida no sabe de justicias, los que tenemos que valorar la vida como un regalo, somos nosotros y disfrutar en la medida posible de todo lo regalado a tu alrededor. Cuando las personas que queremos fallecen, no desaparecen jamás de tu vida ni de tu corazón, las tendrás eternamente y ellas a ti. No te enfades, ni tengas rabia hacia nada ni nadie, la fecha de caducidad a veces llega cuando cumplimos el propósito por el cual nacimos y estar de más quizá el sufrimiento sea peor. Alégrate en la medida que tu tristeza te deje, ellas tuvieron la oportunidad de conocerte y en ti quedarán eternas, hazles un favor... sonríe y mira al cielo, seguramente descansarán en paz en ese instante.

María

6 comentarios:

Anónimo dijo...

VAYA BLOG PEDORRO SIN IMÁGENES Y CURSI...
QUIEN TE HA ENSEÑADO A ESCRIBIR?

Sebas mejia morales dijo...

Esta muy bueno . escribir es sentir
Y tu escribes lo que sientes ! Sigue adelante

Sebas mejia morales dijo...

Esta muy bueno . escribir es sentir
Y tu escribes lo que sientes ! Sigue adelante

Sebas mejia morales dijo...

Esta muy bueno . escribir es sentir
Y tu escribes lo que sientes ! Sigue adelante

Guillermo Yazurlo dijo...

Rudolf Steiner, el creador de la antroposofia, dice en su libro, "Cómo se adquiere el conocimiento de los Mundos Superiores":
Para empezar hay que dirigir la atención del alma sobre ciertos
procesos del mundo que nos circunda. Tales procesos son, por una parte,
los de la vida que germina, crece y florece, y por la otra, los fenómenos
relacionados con el marchitamiento, la decadencia y la muerte. Por todas partes
estos procesos se presentan simultáneamente a la mirada del hombre y evocan
naturalmente en él en toda ocasión sentimientos y pensamientos. Sin embargo,
en circunstancias ordinarias, él no se entrega suficientemente a esos
sentimientos y pensamientos, pasa con demasiada rapidez de una impresión a
otra, en lugar de fijar su atención, intensa y conscientemente sobre tales
fenómenos.

Guillermo Yazurlo dijo...

Dice el creador de la antroposofia en su libro, *Cómo se adquiere el conocimiento de los Mundos Superiores*:
_Para empezar hay que dirigir la atención del alma sobre ciertos procesos del mundo que nos circunda. Tales procesos son, por una parte, los de la *vida que germina*, crece y florece, y por la otra, los fenómenos relacionados con el *marchitamiento, la decadencia y la muerte*. Por todas partes estos procesos se presentan simultáneamente a la mirada del hombre y evocan
naturalmente en él en toda ocasión sentimientos y pensamientos. Sin embargo, en circunstancias ordinarias, él no se entrega suficientemente a esos sentimientos y pensamientos, pasa con demasiada rapidez de una impresión a
otra, en lugar de fijar su atención, intensa y conscientemente sobre tales
fenómenos