sábado, 9 de junio de 2012

"Pudiera retroceder en el tiempo"


Pudiera retroceder en el tiempo, quitarle a los segundos de una hora, las veces que dediqué a sentirme libre encadenada a personas que están cautivas en su frialdad.

Mi reloj sigue adelante, con manillas que nadie podrá parar.

Es difícil odiar, prefiero ser pisoteada que pisar... ver que podría hacer daño y reconocer que no puedo; no conozco la fortaleza de los demás y hacerles daño sería algo que mi conciencia no puede aceptar.

No soy ángel, el verdadero camino hacia la bondad es poder físicamente, abrazar y demostrarle a una persona afligida que tiene tus manos para recoger el manantial de sus ojos... sin palabristas que solo hacen sentirte bien, con el placebo de las respuestas que quieres escuchar.

Demostrarle a Dios, que eres buena persona, no es copiar lo que dicen los demás.

Me apeno de la hipocresía, pero mis manillas del reloj, no suelen viajar a través del tiempo, quizá se oxiden con una lágrima del resultado de no reconocer... que a ciertas personas las quise, y hoy son diminutas partículas que no supieron el verdadero sentimiento de la amistad.

María

No hay comentarios: