jueves, 26 de julio de 2012

"A ti hijo" ( Para Pablito Postiglioni Miranda)


Nunca cierres tus manos, en ellas amanezco y muero

No renuncies a vivir. En tu vida hay paz y luz, una perfección que con los años me hizo perfecta de amor.

No olvides, aunque tampoco recuerdes, dame esperanza para seguir soñando.

Deja que el mar dialogue con el cielo, permítele descifrar tus dudas y sólo así podré entender que estás hablándome, aunque mires al suelo.

En estos años que papá se ausentó, he sido pilar de barro, pero dura piedra donde levantar tus brazos.

No hagas caso... eres un duende que dibuja mi sonrisa, nunca un obstáculo.

Nunca calles aquello que con una lágrima calla tus labios, necesito que llores aunque en cada una lágrima tuya, yo esté contigo llorando.


María

No hay comentarios: