sábado, 28 de julio de 2012

"Sin pelos en la lengua"


Estoy harta de ver que la vida la movemos a golpe de circunstancia y que sólo unos cuantos nos damos cuenta de ello.

He visto morir a niños por falta de pruebas, que eran demasiado costosas para la economía sanitaria y por miedo a ser despedida ignoras... y piensas... ¿Vale la pena luchar?

Vale la pena, cuando ves en los pasillos de un hospital a padres que sufren y entonces, te vuelves a preguntar: ¿Qué podría pasar? ¿Despido?... qué mas da si no eres ya ni responsable de lo que debes diagnosticar...

En años he visto con pena, lasciva incoherencia entre lo que debes y lo que puedes realizar, un hormigueo de lágrimas en un mundo donde la medicina se debería de valorar.

He practicado el valor del ser humano, de ese que nos reímos a veces sin razón y sabéis, me hace ser grande ante tanta simplicidad donde somos fuertes si nunca nos llega el dolor.

A todos nos pasa factura la vida, a veces sin razón, y el dolor ajeno nunca lo respetamos a menos que un día nos llegue a traición; entonces empezamos a mover el mundo, pero solo el que gira a nuestro alrededor.

He visto morir a un niño, a gente sin nombre, a nombres sin persona.

Todos predicamos y pocos conocemos el camino de la palabra de Dios.


María

No hay comentarios: