jueves, 16 de agosto de 2012

"Entrevista con Dios"


¿Estás ahí?, dime algo, necesito respuestas.

Era Diciembre, un 24 de Diciembre un niño se acercó a su ventana...

Limpió sus ojos y mirando al cielo, con sus manos unidas, lo reclamó.

-"Ay mi Dios, dame fe y calma mis lagrimas"- Dijo entre sollozos.

En el cielo, lo de siempre, una oscuridad que arañaba sus entrañas.

-"Dime mi Dios, ¿puedo hacerte una pregunta?, sólo una".

El silencio agrietaba hasta sus palabras.

Invadido de pena, se levantó y al cerrar su ventana, una voz le habló.

-Dime, ¿qué necesitas?, ¿amor?, ¿salud?... ¿o sólo a alguien que escuche tus palabras?

El niño se volvió a arrodillar y le contestó:

-"No, no pido nada para mí, lo pido para toda la humanidad y te cuento mi Dios:
Hoy mi compañero de habitación, aquél que no me dejaba dormir por sus lamentos, murió.

De repente el cielo se llenó de estrellas, de esas que brillan una vez en la vida, y la voz le contestó:

-Acostúmbrate a la muerte, es parte de la vida, y la vida no es eterna. Disfruta del tiempo vivido, y vive ante los años que te atormenten, pues no estarás toda una vida si la vida te abandona.

Pero,¿por qué lloras?, vas a encontrarte con él muy pronto.

El niño, realzó una sonrisa y le dijo:

-"¿Sí?, ¿en verdad sí? Llevo años que no puedo levantarme de esta cama, y odiaba oírlo llorar y retorcerse de dolor, pero era el único que me hacía sentir el valor de la vida. Mañana se entrevistará contigo, dile que no le olvido, que me quedo su recuerdo y que muy pronto nos encontraremos los dos".


María. (A todos esos niños que en silencio sufren sin que nadie les dé otra opción)

1 comentario:

Anónimo dijo...

VAYA BLOG PEDORRO SIN IMÁGENES Y CURSI...
QUIEN TE HA ENSEÑADO A ESCRIBIR?