viernes, 5 de octubre de 2012

"Cuando no eres necesaria"


A veces, me vuelvo invisible a los ojos de los demás.

El egoísmo puro y duro de la hipocresía, nada me ha de enseñar.

Mi vida concluirá cuando no sienta que de lo vivido, todo me podrá matar.

En demasiadas posibilidades tuve la perpetua condición de ser como soy, no me hipoteco en danzas marinas ni sueños en el mar.

Cuando ya no eres necesaria, las personas que quisiste y dedicaste todo un camino de rosas con espinas, desaparecen y entiendes su coraza, pero las heridas que dejaron en ti... se las lleva las cicatrices impregnadas en orgullo y pretendiendo ser marineros de agua dulce son sombras instaladas en un buque de alta mar.

Cuando ya no eres necesaria.

Lamentablemente y afortunadamente, soy como soy, ni mas perfecta que tú... pero mi vida es renacer cada día, no morir a diario esperando que alguien me valore.

Cuando no eres necesaria, el pañuelo que seca tus ojos se llena de vida... y la humedad no es que tus ojos lloren, es que en ese trocito de papel aprendes a poder continuar.


María

1 comentario:

Anónimo dijo...

VAYA BLOG PEDORRO SIN IMÁGENES Y CURSI...
QUIEN TE HA ENSEÑADO A ESCRIBIR?