lunes, 30 de julio de 2012

"Reflexión para superarte"


No todo va a cambiar por mucho que lo desees, reconócelo y acéptalo.

Los sentimientos no sólo se viven una vez y es por ello que en distintas etapas, todos son diferentes.

Habrá días que todo te resulte difícil o como menos, distinto. No cambia nada, sólo la fortaleza que hace sentirte más fuerte o mas desgraciada; en sí, no cambia nada. Sé fuerte ante una tormenta igual que ante una llovizna que nada empapa. Eres igual de fuerte, sólo que en algunas ocasiones... olvidaste tu paraguas.

La alegría llega, pero tus manos vacías no saben cobijarla y esto no es bueno, aunque sola ya tienes las manos ocupadas en cosas que quizá nunca lleguen a ser perceptivas.

Amanece, sonríe y regala tu mirada, a lo largo del día lo cotidiano se hace eterno y la eternidad por mucho que quieras hacerla inerte desaparece a veces con un olvido.

Reconoce que te equivocaste.

No mires nunca si alguien te rechazó, yo creo que no tuvo tiempo en conocerte.

No creas que lo sabes todo, hasta el infinito busca hoy en día fórmulas inusuales de aprender un poco.

Vive como quien ya está enterrado y nunca despiertes sin saber lo que has soñado, de ello se superan grandes enigmas y nadie... nadie puede hacerte grande; sólo tú eres y puedes... sonríe porque solo tú tienes vida en tus labios.


María

sábado, 28 de julio de 2012

"Sin pelos en la lengua"


Estoy harta de ver que la vida la movemos a golpe de circunstancia y que sólo unos cuantos nos damos cuenta de ello.

He visto morir a niños por falta de pruebas, que eran demasiado costosas para la economía sanitaria y por miedo a ser despedida ignoras... y piensas... ¿Vale la pena luchar?

Vale la pena, cuando ves en los pasillos de un hospital a padres que sufren y entonces, te vuelves a preguntar: ¿Qué podría pasar? ¿Despido?... qué mas da si no eres ya ni responsable de lo que debes diagnosticar...

En años he visto con pena, lasciva incoherencia entre lo que debes y lo que puedes realizar, un hormigueo de lágrimas en un mundo donde la medicina se debería de valorar.

He practicado el valor del ser humano, de ese que nos reímos a veces sin razón y sabéis, me hace ser grande ante tanta simplicidad donde somos fuertes si nunca nos llega el dolor.

A todos nos pasa factura la vida, a veces sin razón, y el dolor ajeno nunca lo respetamos a menos que un día nos llegue a traición; entonces empezamos a mover el mundo, pero solo el que gira a nuestro alrededor.

He visto morir a un niño, a gente sin nombre, a nombres sin persona.

Todos predicamos y pocos conocemos el camino de la palabra de Dios.


María

jueves, 26 de julio de 2012

"Lo que una vida ha dejado en tu alma, nunca lo hagas prisionero de tu existencia, todo lo que te enseñó a caminar no es esclavo de tus huellas". María



"A ti hijo" ( Para Pablito Postiglioni Miranda)


Nunca cierres tus manos, en ellas amanezco y muero

No renuncies a vivir. En tu vida hay paz y luz, una perfección que con los años me hizo perfecta de amor.

No olvides, aunque tampoco recuerdes, dame esperanza para seguir soñando.

Deja que el mar dialogue con el cielo, permítele descifrar tus dudas y sólo así podré entender que estás hablándome, aunque mires al suelo.

En estos años que papá se ausentó, he sido pilar de barro, pero dura piedra donde levantar tus brazos.

No hagas caso... eres un duende que dibuja mi sonrisa, nunca un obstáculo.

Nunca calles aquello que con una lágrima calla tus labios, necesito que llores aunque en cada una lágrima tuya, yo esté contigo llorando.


María

jueves, 19 de julio de 2012

"Quien no debe estar en tu vida..."



Quien no debe estar en tu vida desaparece al abrir tus ojos, pues solo resplandece ante tu mirada, quien debe estarlo nace cada vez que los cierras; solo se espera aquel que puede enseñarte algo, nunca aquel que ilumina tu vacío con la luz que de sobras te da la vida.


María

"El amor, aquello que no se rinde..."


El amor, aquello que no se rinde con fracasos y se alza con un beso húmedo, aunque sean lágrimas de felicidad las que recorren tus sentidos. De norte a sur de una inmensa pradera llena de vivas emociones.


María

domingo, 15 de julio de 2012

"Podemos"



La humanidad se cierra con muros irreflexivos ante un mundo impregnado de soledad.

Nos hacemos llamar "humanos" como algas encrucijadas en un mar, pero no somos libres, todo ser libre no tiene cadenas ni estancias donde preguntarse ¿Qué pasará?

Hallamos la fórmula perfecta para coger un remanso de estrellas y con un solo dedo, las volvemos a enterrar.

Ignoramos los principios que el fin de una vida nos señala con una esperanza y agazapados en un caminar de cangrejos volvemos atrás.

La humanidad está herida, llenamos de consecuencias aquello que no vimos consecuente jamás.

Pero... ¡podemos!

Intenta que tus problemas sean parte de algo que te quede por alcanzar, nunca de algo que remedies como cotidiano, puesto que lo cotidiano se hace perenne y lo perenne no muere jamás.

Revive como humano el sentido inocuo de perdonar, sean los que sean los parajes de un resentimiento a sombras de una caricia que nunca recibirás.

Procura entender que todo ser humano se equivoca, como un camino no es del todo preciso, pero es el único que te lleva a aprender que eres humano y como parte del silencio al respeto ajeno debes respetar.

Yo creo que podemos, miremos al ignorante como sabio de lo que la mayoría de los humanos... no aprenderemos jamás.


María

"Habrá un día en el que sólo puedas recordar tus horas como recuerdos, y recuerdos que puedas olvidar, a días, a segundos y a un milímetro de tus sueños". María



martes, 10 de julio de 2012

"Olvidé decirte"


Hoy estuve repasando las flores marchitas, las hojas muertas

Las mil lunas que en ti nacían, y la única vez que no vi el ocaso.

Ascendiendo por el ancho abrigo de tu adiós, me paré un rato

Las mariposas elevaban su arco iris haciendo un arco

Las arenas, que simulaban un comienzo, eran castillos donde compartir tus lazos.

¿Y sabes?

Olvidé decirte que la vida no se diluye en aquella tarde, ni en las estrellas que se llevaron tus abrazos.

Olvidé decirte que aunque tú te alejaras, mi alma, mi corazón y tu valentía no se olvidarán jamás

Olvidé decirte, que el mejor principio, es no olvidarte jamás.


María

domingo, 8 de julio de 2012

"Cuando te rindes"


Cuando te rindes, olvidas la lucha, el principio de un presente borracho de partículas de un pasado.

No te rindas

En los sueños no hay llave ni contrato, solo tenemos sueños rotos o vidas a medio comenzar.

No te rindas

Mira a tu alrededor, hay siempre nubes que bajan y suben, pero ninguna te abandonó.

No te rindas

Cuando en momentos de ingrata paciencia quieras arrodillarte ante tu dolor, hazlo.

Nunca te rindas

Mira el ave que cada estación cambia de color, resuelve entre las contradicciones de tu corazón, mira al cielo y llora con las estrellas; si ellas siendo tan grandes, desaparecen con el sol... tu mirada eterna no debe de sentir que una lagrima puede apagar su adiós.

No te rindas.

En momentos difíciles, tu reflexión puede llegar a Dios, pero no te rindas si no ves la respuesta inmediata; hasta para nacer esperamos la vida, ahora no tengas prisas... estás viva.

No te rindas... sucede que cuando te rindes, todo lo que aprendiste llegado al punto de necesitarlo, vuelves a ser guerrero con espada de cristal y armadura de cartón.

Nunca te rindas, eres fuerte, más de lo que en momentos de náufrago puede elevar tu barca con un solo timón.


María

sábado, 7 de julio de 2012

"Mira lo corto que fue tu vida"


Allá, donde el camino está por andar, esperas

Limpias de luces tu cielo, nada te recompensa ni te ata.

Limpias de cordura el rosario de espinas.

¿Y sabes?... nada te olvida.

Las veces que sonreías, eras increíble, nada cambia.

Mira lo corto que fue tu vida, que no te siento lejos.

Mira qué grande fue Dios, que hoy, después de tantas lagrimas, sé que hay ángeles que siempre serán discípulos de amor.


María. (Para ti, Alberto, sé que un día volveremos a coincidir)


Dedicado a un joven que, con 23 años, nos dejó. Una amiga me pidió que en su lápida pusiera algo bonito y quiero una oración por él.

"Detrás de esta ausencia, has sembrado recuerdos, puentes donde acariciar tus alas"... es la mejor frase que se me ocurrió... descansa, cielo, un beso infinito hasta tu alma.


"A veces es mejor limpiarse las rodillas de polvo ajeno, a curar las heridas que en tus rodillas, dejó la única piedra que constituía tu vida". María



viernes, 6 de julio de 2012

"La vida, esa extraña compañera"


La vida, esa extraña compañera que reniega de tu existencia cuando no la sientes, ni te niega nada.

Dios hizo un boceto a pies de una cruz, levantó su mirada hacia los clavos sangrantes de su hijo, y nos dejó el mejor legado... la fe.

La vida, esa "amiga" que nos defrauda a diario, es el mejor reflejo de ti mismo.

Dios escribió entre arena impregnada de soledad un aliento, unas palabras donde cobijar tu silencio, pero a veces preferimos olvidar lo que en realidad nos duele.

La vida, algo que se nos va con los miedos de ser mejor, más merecedores de ella por el simple motivo de estar entre ella y nos volvemos a olvidar que no vivimos para contentar nuestra existencia. La muerte espera con su guadaña, detrás de cada esquina.

Aprende que Dios nos dio toda una de ventaja a sabiendas que la muerte ganará su batalla.

La vida, ese camino... esa gran esperanza.


María

jueves, 5 de julio de 2012

"Visité algunos perfiles..."

Me voy a dormir... antes, como alma inquieta, visité algunos perfiles de vosotros y de algunos me dio tristeza. Tengo que reconocer que no estoy en esos momentos que os hace falta un gesto o una palabra y llego siempre tarde o a destiempo. Perdón por ello.

Soy de leer aquello que nadie lo comenta porque encierra dentro de vosotros algo de genuinos, de verdaderos lobos de mar; de personas que no llaman la atención por ser populares, sino por ser vosotros mismos y eso me encanta como niña agazapada a pies de una estatua. Soy lo que veis, errante y nómada en un mundo que no sé dibujar en colores ni difuminaciones, pero estoy aquí con mis virtudes y mis errores. Sonrío, regalame tus ilusiones.


María

"Dedicar toda una vida a señalar los problemas del pasado, nos hace estériles"


Dedicar toda una vida a señalar los problemas del pasado, nos hace estériles. No podemos fecundar la tierra donde pisas en tu presente ni adjudicar un hueco en tu arado donde tu futuro se haga presente.

Dedicar carruajes de calabaza a media noche, que, simplemente recoja lo vivido en ese instante es jugar a princesas que ignoran que importa más el presente que el trayecto de inválida sensación de salir de su sueño sin un zapato.

Dedicar las horas, los minutos, los segundos... las centésimas de cordura que la razón nos ha dado, tampoco es malo; lo malo y lo bueno es algo que no se discute, ni se aplaude ni se adjudica a esos momentos donde has sabido expresarlos.

Dedicar, que una vez sufriste, al sol que mañana aparecerá no es ilegitimo ni vergonzoso; lo estéril de todo esto, es saber que mañana puedes ser feliz y estás llorando ante el tenue reflejo de la luna... a sabiendas que la vida no se acaba esta noche y que el mañana es fértil si logras dedicar tus problemas a subsanarlos... a vivir el día a día como el sordo dice "te escuché" como el mudo dice haber "escuchado"; como quien pelea con su destino, sin haberlo encontrado.


María

domingo, 1 de julio de 2012

"Aún lloro"


Aún lloro cuando mis lágrimas son de felicidad

Porque tener y perder, no invaden el espacio

Necesario de contentar mi alma.

Porque cada gota que mis ojos derraman

Es un simple gesto de añorarte

Un gran paso de saber que nada se hace al azar

Y sí,

Te echo de menos

Pero podría echarte de menos toda mi vida y aún así... seguir secándome las lágrimas

Porque me enorgullece sentirlas rodar

y que tú seas el culpable

Si Dios me quiso enseñar de nuevo el amor

No hubo contrato

Simplemente dejó en mi corazón

El manantial donde dormir a escondidas

La vía por la cual mi vida sigue viva

y no me importa si son lágrimas de alegría

o de tristeza

simplemente me enseñó

que cuando mueren en mis labios

saben la razón por la cual

hoy te estoy llorando.


María